ARIEL TARICO ! de Santa Fe a Radio Mitre

22/05/11 | Jóven y trabajador, Ariel en esta nota no olvida sus orígenes y nos cuenta desde sus primeros pasos hasta de que se ríe. Ganador del Martin Fierro, el santafesino confiesa extrañar la cerveza helada y la siesta.
1 de 3
En la radio
Foto: En la radio
Ariel junto a Sergio Lapegue
Foto: Ariel junto a Sergio Lapegue
Afiche de Cazuela de Tarico 2011
Foto: Afiche de Cazuela de Tarico 2011
Ariel Tarico, es el reciente ganador del Martin Fierro por su Labor Humorística en Radio, por sus imitaciones de voz tanto en los programas Primera mañana y Hola Chiche, de Radio Mitre, como en El show de la noticia, por FM La 100 . Con la humildad que lo caracteriza accedió a este breve cuestionario de MAGAZINE!

¿Que es lo que mas te gusta de lo que haces?
Actuar en el teatro, arriba del escenario me siento pleno.


¿Cuál es tu principal virtud?
La perseverancia.

¿Cuál es tu principal defecto?
La impaciencia.


¿Que cosa o quienes te hacen reir?
Me divierto con Midachi, Gasalla, Gianni Lunadei, Olmedo, Little Britain, Francella, Pagani también me divierte. Bien variado.

¿Como fueron tus primeros pasos?
En los talleres de teatro de la escuela Beleno y la Dante Alighieri de Santa Fe. Luego, en LT10 Radio Universidad de Santa Fe.


¿Quién te ayudó?
En un primer momento, Pilo Monzón, cuando conducía el programa "Palabras más, palabras menos", Marcelo Garrido también. En Buenos Aires, Jorge Vaccaro y Héctor Larrea en un principio.


¿Cuales son tus influencias?
Fontanarrosa, Cascioli, Juan Carlos Mesa, Gianni Lunadei, Carlitos Russo, Nito Artaza, Rolo Villar.

¿Cuál es la noción que tenes de Paraná?
Una ciudad que siempre me recibe muy bien, con mucha calidez.

¿Como describirías esa sensación de llegar a la Capital?
Una sensación de miedo y fascinación a la vez.

¿Que extrañas de Santa Fe?
La cerveza helada, la siesta, los amigos.


¿En que notás que te cambió el matrimonio?
En nada.

¿De que te arrepentís?
De nada.

¿Cuales son tus planes o proyectos para el futuro?
Vivo el presente y dejo que el mañana me sorprenda.