Consejos para no estresarte y disfrutar tu fiesta de 15

22/08/12 | Organizar tu cumpleaños de 15 puede volverse una tarea estresante. Es un evento súper especial y querés que sea inolvidable. No obstante, esto puede hacer que te olvides de algo muy importante: ¡divertirte!.
El estrés y los nervios pueden volver esta fecha tan especial en un agobio. Pero en esta nota encontrarás algunos tips para tener todo bajo control y que puedas disfrutar de principio a fin.

Anticipación: Es algo obvio, pero a veces dejamos pasar las cosas sin darnos cuenta. Es necesario planificar con tiempo todo y de ser posible arma un cronograma. Siempre pueden surgir imprevistos a último minuto, pero a eso no hay que añadirle situaciones que se pudieron planificar con anterioridad.

Delega funciones: Por buscar que salga todo tal como lo planeamos, tendemos a querer encargarnos nosotras mismas de todo hasta el último detalle. Pero esto no es lo mejor, terminarás agotada y las cosas no saldrán bien. Lo mejor es delegar funciones a personas como tu mamá o tu mejor amiga. Decide en qué tareas pueden ayudar mejor, como el diseño de las invitaciones ¡Claro que tampoco pongas a tu papá a elegir el vestido!

Sigue adelante: Siempre tenemos en la cabeza la fiesta perfecta y queremos que salga tal como la soñamos. Pero muchas veces tenemos que adecuarnos a las circunstancias. Sucede a veces que por cuestión de presupuesto o disponibilidad, hay cosas que debemos cambiar. No dejes que esto te baje los ánimos. Lo más importante eres tú; no dejes que los detalles te hagan perder de vista el panorama.

El día de la fiesta

A la mañana:

Lista de tareas: El día de la fiesta es ideal que ya todo esté listo, pero siempre hay detalles o imprevistos que resolver. Para evitar abrumarte por esto, lo mejor es hacer una lista de tareas para el día que te ayude a organizarte. Ten por seguro que cada vez que pongas un check a las tareas realizadas sentirás cómo vas avanzando y que está todo bajo control.

Momentos antes de la fiesta:

Antes de hacer tu entrada, tomate al menos media hora para… ¡no hacer nada! Sólo te queda relajarte, ya está todo listo y andando, ya no es momento de preocuparse. No puedes deslumbrar a todos tus invitados si sigues angustiada por los detalles.

Durante la fiesta:

¡Divertite! Las fiestas más memorables son aquellas en las que la gente se divirtió un montón. Si todo fue planificado con tiempo y orden, no va a haber ningún inconveniente. Y si sucede algún imprevisto en medio de la fiesta, no entres en pánico. Recordá que: ¡si no tiene solución, no es problema! Tomalo como una anécdota.
Fuente: www.chicade15.com