SANTA FE: Definen la ubicación de los boliches en la Ruta Nº 168

22/11/11 | Los empresarios ya firmaron el compromiso de compra de los terrenos con el municipio. Mientras tanto, se continúa gestionando la llegada de los servicios.
El intendente Mario Barletta anunció esta mañana la firma de los compromisos de compra de los terrenos donde se relocalizarán los boliches, a la vera de la Ruta Nº 168. Las empresas que acordaron la reubicación en uno de los espacios que autorizó el Concejo Municipal son: Kwam, Santa Fe Láser, La Loca, De Puta Madre y Passage.

El proyecto de traslado comenzó a gestarse luego de la declaración de la emergencia nocturna en 2009, que también contempló modificaciones en la regulación de la actividad y severos ajustes en los operativos en la vía pública por parte de la Secretaría de Control. Las quejas de los vecinos de la Recoleta por las molestias que causa la convivencia con los boliches, también le dieron impulso al programa de reubicación.

“Van a una zona muy apropiada, serán construcciones con la finalidad establecida de antemano cuando antes eran espacios readecuados”, destacó Barletta sobre las cualidades del lugar y las nuevas edificaciones que se harán.

Sobre el espacio que le tocó a cada uno de los empresarios, el intendente precisó que “a algunos se les dio un FOT (Factor de Ocupación Total) más alto que a otros pero el objetivo es que cada uno tenga alrededor de 4.000 metros cuadrados cubiertos”.

Según el proyecto de traslado, la Municipalidad debe garantizar la infraestructura de servicios necesaria para la ubicación. Al respecto el intendente señaló que “ya se comenzaron algunas tareas de readecuación del espacio, el proyecto de la provisión de energía está resuelto y falta hacer algún alteo del terreno”. También resta crear la infraestructura de acceso al lugar, el área de estacionamiento y garantizar la llegada del transporte público.

Respecto de las características del terreno, el mandatario municipal destacó que “tiene una forma de ingreso y egreso particular por lo que no será necesario circular por la autovía Nº 168 a la vez que las condiciones de seguridad son inmejorables, incluso para que la Municipalidad ejerza los controles”.

Finalmente, sobre los plazos establecidos en un primer momento para el traslado, que según la norma se fijó en tres años desde la escrituración de los terrenos, Barletta reconoció que “no es una tarea que se pueda lograr de la noche a la mañana”. Estimó que “con los pasos logrados están dadas las condiciones para que en los meses iniciales del próximo año comience a generarse el traslado”.

“Si bien el plazo pactado era de tres años después de las conversaciones que hemos tenido con cada uno de los titulares de los boliches, creo que ellos mismos van a promover más celeridad”, arriesgó el intendente.

Desde la cámara

Luego de la conferencia de presentación de las ubicaciones de los emprendimientos, el presidente de la Cámara de Bolicheros, Héctor Desvaux se mostró cauto respecto del anuncio.
En diálogo con El Litoral señaló que “ahora hay que plasmar lo que dicen los papeles” con referencia a las escrituraciones de los terrenos, por ejemplo.

“Estamos en los inicios del proyecto, ya pasaron dos años desde que se empezó a trabajar en el tema y seguimos en los papeles. La Municipalidad asumió el compromiso de llevar los servicios y después de firmar las escrituras comenzará a correr un plazo de 36 meses para la construcción de los boliches”, precisó Desvaux.

Sobre la inversión que le corresponderá hacer en su caso en particular, el presidente de la Cámara señaló que aún no la estimó porque “aunque tengo una idea de lo que quiero hacer, todavía falta mucho. Incluso, la Municipalidad se comprometió a brindarnos apoyo para conseguir créditos blandos pero todavía no hablamos de eso”.

Para evacuados

El lugar donde irán los boliches es el que se utilizaba para armar los módulos habitacionales que alojaban a los evacuados de la Vuelta del Paraguayo en cada crecida.

Al respecto, el intendente señaló que están estudiando el alteo y ensanchamiento de la calle de ingreso al barrio para que ante una eventualidad sea posible circular e instalar allí los módulos, en una tercera mano. Otra alternativa es una cancha de fútbol que hay en el lugar que en caso de necesidad se utilizaría para alojar familias.
Fuente: http://www.ellitoral.com